El diablo ruso, el gas y el cereal

Artículo de Patxi Ventura publicado en Noticias de Navarra el 28/07/2022. Biden y Von der Leyen en su representación, no se cansan de repetirnos que los rusos utilizarán el gas como arma invernal contra nosotros y que cerrarán su suministro cuando más lo necesitemos, incluso vaticinaba que no reanudarían el envío tras el mantenimiento del Nord Stream.

La realidad es que Putin, Rusia está demostrando todo lo contrario, el gas sigue llegando y el cereal que ha propuesto y acordado dejar salir a través de Turquía es una muestra de ello, aunque lógicamente haya exigido contraprestaciones por ello. Mientras Europa, sus distintos Estados, Reino Unido y USA no dejan de enviar armamento ya de última generación para alargar la guerra atacando a Rusia y a los rusos.

Los “buenos” estamos buscando perjudicar a Rusia y a los rusos de todas las maneras que se nos ocurran intentando llevar al caos, al paro y a la ruina, cuando no a la muerte a los rusos mediante un bloqueo y cerco similar al de Cuba, por el simple hecho de exigir las mismas normas de seguridad que USA exige a sus vecinos. Acuerdos de desarme, neutralidad y no alineación, formales o tácitos, pero que todo el mundo daba por descontados y que fueron incumplidos de manera escandalosa por la OTAN y Ucrania instalando un armamento ofensivo que Rusia exigió, sin ningún éxito, que se retirara antes de intervenir.

No, no creo que Putin sea ni de lejos un angelito, pero está demostrando que tampoco es un Stalin y por el contrario lo que si está claro es que de lo que se trata armando a Ucrania es de que el Cherif USA recentralice y patrimonialice el control global de los mercados frenando y atacando la pujanza de la expansión financiera, comercial e industrial Chino/Rusa, a la vez que asegura el máximo beneficio para sus empresas de armamento y de sus multinacionales de construcción y reconstrucción a costa de nuestras necesidades sociales cuyo presupuesto ahora deberá ser destinado a armas y defensa durante muchos años.

No, no se trata de alargar la guerra ni de demonizar a Rusia, se trata de utilizar la razón para analizar los hechos a la luz del sentido común y buscar por todos los medios el diálogo y la negociación en beneficio de todos excepto de USA que es el único que busca beneficiarse de este absoluto desastre .

Nuestras energías deben utilizarse, íntegramente y ya, para frenar el cambio climático que va a acabar con todos nosotros y no en guerras sin sentido en las que además pierden la vida miles de seres humanos.

Patxi Ventura

Un comentario en «El diablo ruso, el gas y el cereal»

  1. Hola, desde un partido como el Carlista no se puede apoyar la dialéctica cínica del cambio climático que plantea la Agenda globalista 2030. El mejunje pangolinero está patrocinado por los mismos fondos buitre de la crisis hipotecaria de 2008, esta crisis multifactorial que sufrimos está perfectamente programada. Mi padre es pediatra y a través de su practicante sabe perfectamente que el fenómeno del magnetismo por la inoculación es una realidad, comprobada por medidor de frecuencia electromagnética. Donde hay campo electromagnético hay tráfico de datos, como sabe cualquier ganadero o veterinario por las fichas orejeras del ganado. Comprar desde el Partido Carlista cualquier doctrina que provenga de la dialéctica oficial es en estas circunstancias una traición a nuestros ancestros, a la Patria y a nuestros hijos. Despierten por favor, el fuero empieza por el derecho inalienable a la integridad e independencia física y moral de cada individuo. Nos están hibridando con oxido de grafeno, un interfaz neuronal en nanopartículas para la neuromodulación general de la población, lo que llaman el internet de los cuerpos. Infórmense de quién es el Dr. Rafael Yuste, próximo Nobel en neurociencia. Mi compañero de trabajo lleva magnetiado desde el año pasado y es un fenómeno que va y viene, difícil de encontrar a veces, pero es una realidad. No pueden seguir comprando las tesis globalistas, ni siquiera la del cambio climático, pues estas élites globalistas son las primeras que lo han causado rompiendo los mercados locales. Ahora nos quieren matar y neuromodular. Por mis antepasados, que sumaron sus fuerzas a las Juntas de Defensa de Guipuzkoa por generaciones, tengo que decirlo.
    Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*