Irracional, incomprensible, funesto

Creo que somos bastantes los que manteníamos la esperanza de una sociedad más justa más equitativa más humana, más progresiva, pero a la vista de los fastos del entierro británico en los que miles y miles de personas armadas y civiles organizan una fantochada teatral de esas dimensiones, con costos inimaginables y liturgias incomprensibles e inaceptables para seres racionales y modernos sin que se oiga una sola voz de protesta y con los medios mundiales divulgando el espectáculo como si nada más pasará en el mundo, ya empezamos a dudar.

Estamos viendo a los máximos mandatarios republicanos y monárquicos, religiosos y militares, obispos, generales, almirantes, científicos, todos sumisos y doblegados ante una puesta en escena faraónica mientras mucho más de medio mundo pasa apuros para sobrevivir. Y lo peor, igual que con Franco, colas interminables de pueblo llano esperando día y noche para doblar la cabeza ante un ser humano, que, como todos, sin duda habrá tenido muchas virtudes, defectos y pecados como todos los humanos.

El culto a la personalidad tan criticado, afeado y condenado, con mucha razón, en otras áreas geográficas (Stalin, Lenin, Fidel, Che Guevara, Mao, Ho Chi Minh, Tito, Perón, etc)…es magnificado y alabado en las monarquías hereditarias europeas, regímenes que no respetan la integridad de las cartas de los DDHHCCPP, pues se reservan las posiciones más relevantes para unas familias y no para el acceso democrático de cualquier ciudadano.

Parece mentira que una sociedad con un nivel de cultura como hoy ya se tiene en Europa, estemos tragando, por lo visto encantados, con ese escandaloso derroche y promoción de un sistema más propio de la edad media que del siglo XXI , como si fuéramos eunucos mentales.

Patxi Ventura – militante de EKA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*