Egun handira arte, Patxi

Ha fallecido nuestro compañero y amigo Patxi Ventura. Carlista ejemplar, navarro y antifascista de pies a cabeza.

Tenaz en sus exposiciones e infatigable en sus propósitos. Estuvo en el colectivo Carlistas X la Autogestión desde el primer momento dejándonos aportaciones irreemplazables, un tesoro para nosotros. Se ha ido uno de los nuestros. Una enorme pérdida para quienes tuvimos la suerte de conocerle.

Goian bego.

Un comentario en «Egun handira arte, Patxi»

  1. No hace mucho, el 5 pasado de mayo, nos encontramos en Montejurra. Comimos en la carpa de los Autogestionarios Confederalistas con compañeros de Aragón, Euskadi, Madrid, Navarra, País Valencià…,, pero él no fue de los últimos en marchar, ya unos días antes al hablar de vernos un año mas le note algo dubitativo en cuanto a su asistencia. Pero no faltó. Después, en la comida comunitaria y compartida, no mostró la alegría expansiva de otras veces, y así fue que en un momento dado se subió a su coche casi sin despedirse y habérseme advertido por alguien le hice bajar para darnos un abrazo y desear vernos el próximo año. Casi ni tan siquiera contestó a ese deseo e invitación que se le ofrecía. Estaba enfermo, y ya desde hacía tiempo no se encontraba bien, pero como si presintiera el fin próximo no faltó a Montejurra, al igual que otros habían hecho, y conocí en similares circunstancias en mis cerca de setenta años de asistencia a igual cita.
    Patxi Ventura era uno de los ya pocos, ¡Ay!, supervivientes de la heroica lucha carlista -multas, prisión, destierro…- contra la dictadura franquista (aquella miseria institucional y represiva ni tan siquiera fascista) que el Carlismo, sus militantes, sufrirían hasta con el último preso liberado (el carlista Massana) y tras aquella “amnistía” disfrazada de vergonzoso indulto que benefició a inductores, patrocinadores y ejecutores de los crímenes de Montejurra.
    Patxi jamás se arredró y siempre cumplió con su deber de combatir a quienes hicieron el juego a los aniquiladores del Carlismo, tanto de fuera como a los traidores de dentro, lo que le costó hasta un exilio para eludir su persecución y seguro encarcelamiento.
    Yo tuve el honor de su amistad y de gozar de su confianza. Nunca olvidaré su indubitado apoyo cuando se me pretendió eliminar de la Secretaria General del partido y ser él quien me defendiera a toda costa en la marrullera conspiración dinasto/reaccionaria planteada en el Congreso de Pamplona con los resultados que para el partido es facil de comprobar.

    Gracias Patxi, has sido un ejemplo para todos y un honor haber contado contigo en nuestras filas.
    Un fuerte abrazo, y que Dios te recompense como te mereces. Personas como tu justifican una lucha y un compromiso por encima de todo y al servicio de un Ideal. E. O.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *