Claves de futuro

En la actualidad la sociedad vasca se enfrenta a desafíos políticos y sociales complejos, con unas elecciones que pueden ser claves a la hora de marcar el cambio de rumbo de ciertas políticas implantadas hasta ahora, de forma sistemática por determinado partido que según las encuestas se encuentra en horas bajas.

A lo largo de estos últimos años, nuestra sociedad ha sido testigo de una serie de movimientos sociales que han desafiado las políticas neoliberales y han abogado por una mayor igualdad y justicia social. Movimientos feministas, ecologistas, sindicales y antirracistas han estado en la vanguardia de la lucha por los derechos y la dignidad de todas las personas. Desde una perspectiva de izquierda, es fundamental apoyar y fortalecer estos movimientos, reconociendo su papel en la construcción de una sociedad más justa y solidaria.

A medida que avanzamos hacia el futuro, es imperativo que la izquierda juegue un papel activo en la configuración de su destino. Esto implica apostar por políticas progresistas que aborden las desigualdades económicas, promuevan la justicia social y protejan los derechos de todas las personas, independientemente de su origen o identidad.

Resulta fundamental abordar la lucha por la justicia social y económica, por un empleo digno, por un sector público que garantice una educación y sanidad universales, gratuitas y de calidad, por un sector de cuidados en el que se asegure la dignidad de las personas cuidadoras y de las que son cuidadas. Trabajando en solidaridad con los movimientos sociales y abogando por políticas realmente progresistas, podemos contribuir a la construcción del bien común, en definitiva, de una sociedad más justa, igualitaria y democrática para todos y todas.

Aurrera!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *